QUÉ COMER  y dónde

Taller de cocina con ingredientes locales y regionales


Alcachofa de La Ribera del Ebro cocida (En conserva)
Miel de romero de Las Cinco Villas
Vino blanco de garnacha


Este maridaje tiene su origen en la combinación doble, por un lado una alcachofa de La Ribera del Ebro cocida (En conserva), suavizada con una vinagreta suavizada con la miel, en este caso los matices ácidos de la alcachofa con la vinagreta, se ven atenuados con la miel de romero de Las Cinco Villas.

A pesar de que los más puristas intentan evitar el maridaje de los vinos con hortalizas y con vinagretas, en este caso, el punto de acidez de este vino joven, combina a la perfección para este tipo de alimentos.

Importante tomarlo fresco.