QUÉ COMER  y dónde

Una tapa muy rica y que siempre gusta llevarse una a la boca.
Es muy fácil de preparar


200 g Jamón serrano en dados
1 Cebolla pequeña
25 g Mantequilla
75 g Harina
600 ml Leche
Sal y pimienta
2 Huevos
Pan rallado
Harina para rebozar


Se pica la cebolla y se corta en dados el jamón.
En una sartén se derrite la mantequilla y se dora la cebolla.
Una vez dorada se agrega la harina y se remueve con una cuchara de palo un par de minutos hasta que se dore la harina.
Se le añade poco a poco la leche, removiendo para que se mezcle bien.
Añadir el jamón y seguir removiendo a fuego medio unos 15 minutos que la bechamel espese.
Dejar enfriar la masa.
Batir los huevos.
Meter la masa en una manga pastelera o una bolsa y en una fuente con pan rallado extender como una salchicha y cortar con un cuchillo cada croqueta.
Rebozar la croqueta en harina, pasarla después por huevo y al final por pan rallado.
Poner una sartén con abundante aceite caliente y freír las croquetas.